Dossiers Profesiones Sanitarias - DEPRESIÓN - PREVENCIÓN, SÍNTOMAS, TIPOS Y MITOS

 

 

 

Arriba

1. ¿QUÉ ES LA DEPRESIÓN?

La depresión es un trastorno que, dependiendo de su intensidad puede afectarnos en diferentes ámbitos de nuestra vida. Este trastorno se caracteriza por diversos síntomas que generan malestar significativo en el/la paciente, en algunos casos, un periodo prolongado de tiempo.

 

Arriba

2. ¿Cuáles son los síntomas más frecuentes de la depresión?

Tabla Tipología de síntomas de la DepresiónA) Actualmente entendemos que para diagnosticar este trastorno deben estar presentes al menos 5 de los siguientes síntomas, dos de los cuales, y por un periodo de unas dos semanas: (1) el bajo estado de ánimo (deprimido) y (2) la pérdida de interés o placer por las cosas.

Los otros síntomas más habituales:

  • Debe apreciarse un estado de ánimo deprimido la mayor parte del día. En niños y adolescentes, el estado de ánimo puede ser irritable.

  • Se aprecia una disminución importante del interés o el placer por todas o casi todas las actividades la mayor parte del día, casi todos los días.

  • Se produce una importante pérdida de peso sin hacer dieta o aumento de peso. En niños/as no aumento del peso esperado.

  • Alteraciones en el estado del sueño. Insomnio o hipersomnia casi todos los días.

  • Se detecta una agitación o retraso psicomotor casi todos los días.

  • La persona se siente fatigada o con pérdida de energía casi todos los días.

  • Aparecen sentimientos de inutilidad o culpabilidad excesiva.

  • Alteración en la capacidad de concentrarse o en la toma de decisiones.

  • Pensamientos de muerte recurrentes.

También, se deben cumplir los siguientes criterios:

B) La aparición de los síntomas generan un elevado malestar significativo o deterioro en lo social, laboral u otras áreas importantes del funcionamiento.

C) Valorar el consumo de sustancias (drogas) y los efectos de alguna posible afección médica.

D) Descartar que los síntomas sean debidos a otros trastornos relacionados con las esquizofrenias y otros trastornos psicóticos o delirantes.

E) Nunca se ha dado un episodio maniaco o hipomaniaco.

 

Arriba

3. ¿Cuántos tipos de depresión existen?

Existen diversas clasificaciones de la depresión, dependiendo de la gravedad, características y episodios. Las más comunes son:

EL TRASTORNO DEPRESIVO GRAVE O TRASTORNO DEPRESIVO MAYOR

Se caracteriza porque sus síntomas incapacitan a la persona para realizar sus actividades de la vida diaria (dormir, comer, disfrutar vida social...). No pueden desarrollar una vida laboral. Presentan graves problemas de concentración.

EL TRASTORNO DISTÍMICO (O DISTIMIA)

Se caracteriza por una larga duración, más de dos años. Los síntomas son más acusados que la anterior, aunque no suele incapacitar a la persona para llevar una vida diaria "normal", si la incapacita para sentirse bien.

DEPRESIÓN PERINATAL O POSTPARTO

Característico de las mujeres embarazadas o que acaban de dar a luz. Se suele diagnosticar en el primer mes tras el alumbramiento. Su incidencia en la población oscila entre 10-15%.

DEPRESIÓN PSICÓTICA

Se identifica cuando la depresión va acompañada de una ruptura con la realidad o presencia de psicosis con alucinaciones, delirios...

OTROS TRASTORNOS DEPRESIVOS

Inducidos por consumo de sustancias o medicamentos, debidos a afecciones médicas o asociados con otros trastornos como la ansiedad. El trastorno bipolar, se caracteriza por cambios cíclicos en el estado de ánimo que va desde lo más alto o estado maniaco a profundos sentimientos de tristeza o depresión.
 

Arriba

4. ¿Qué factores contribuyen a una depresión?

Son diversas las variables que influyen en una depresión. Hay componentes genéticos, bioquímicos, contextuales, de personalidad, o el resultado de una suma de factores y acontecimientos. Se ha avanzado a identificar algunos factores que pueden predisponer en el desarrollo de este trastorno.

Un evento traumático (como un abuso, maltrato o violencia), así como por duelos (como la pérdida de un empleo, cambio de país, domicilio o estilo de vida, jubilación, ruptura de pareja, incremento en la pobreza, o pérdida de un ser querido)...

Los episodios de depresión pueden variar mucho de una persona a otra en función de su historial, sus hábitos y su entorno. Así mismo, la presencia de enfermedades (como el cáncer, el Alzheimer, diabetes, afecciones al corazón, desórdenes hormonales, Parkinson u otros) pueden precipitar una depresión. Así como también otros trastornos mentales (abuso de sustancias, ansiedad, o trastornos de la conducta alimentaria...).

Por otro lado, algunos medicamentos con o sin receta médica pueden causar depresión, informe de la medicación que está consumiendo con el profesional que atienda el caso.  
    

    

Arriba

5. ¿Qué hacer si cree que algún familiar o amigo puede tener depresión?

Hay algunas recomendaciones que pueden resultar de utilidad en estos casos.

Escuchar activa y empáticamente a las personas que padecen depresión es muy importante. Que se sientan apoyadas, seguras, entendidas, no juzgadas por sus seres queridos. Esto ayudará a aliviar su malestar y sentimientos de soledad. El trastorno mental no es una elección, es un trastorno.

Cuidar mucho nuestras palabras con personas con depresión. Es normal que queramos "salvar" a nuestros seres queridos de dicho malestar, pero no siempre es bueno dar consejos ni ofrecer soluciones. Conviene entender que se trata de un trastorno muy limitante, y que la persona que la padece no dispone de los recursos para tener una actitud más proactiva.

Frases que no ayudan: "tú solo/a puedes", "se fuerte", "tienes que hacer más cosas", "tienes que ser más positivo/a", ya que no disponen de la voluntad o energía para hacerlo.

Frases que pueden ayudar: "te entiendo", "estoy para ayudarte", "no estás solo/a", "te vamos a apoyar...", "quiero escucharte"...

Mostrar nuestro apoyo incondicional. La depresión es un trastorno que puede ser muy duro y el apoyo familiar y de los amigos es un gran aliado contra su lucha.

Ofrecerle una visión realista de las cosas, buscando otras perspectivas y alternativas, ya que es probable que tiendan a pensar de manera negativa.

Atender a posibles indicios de pensamientos autolíticos o conductas de riesgo de suicidio. Procurar que esté acompañado/a.

Pedir ayuda profesional para establecer un diagnóstico y tratamiento adecuados. Suele tratarse con intervención psicológica y, en algunos casos, combinado con fármacos antidepresivos que regulan el estado de ánimo. No interrumpir ninguno de ambos tratamientos sin prescripción profesional.

  

DÍA EUROPEO DE LA DEPRESIÓN

Arriba

6. Los 6 mitos más frecuentes sobre la depresión

Es importante tener en cuenta que no hay dos depresiones iguales, ya que los síntomas varían en función de la persona y sus circunstancias, y la intensidad, evolución y gravedad también puede variar.

1. Estar deprimido es un sinónimo de estar triste:

Hay que entender que hay una diferencia significativa entre estar triste y sufrir depresión, ya que la tristeza es una emoción o síntoma, mentras que la depresión es un trastorno mental que engloba una serie de síntomas que afectan de manera considerable en la vida del paciente que la padece.

2. La gente sin recursos es más propensa a sufrir depresión:

Puede afectar a cualquier persona, de cualquier procedencia, nivel económico y en cualquier edad. Las dificultades suelen estar en el acceso a los recursos adecuados para paliarla.

3. La depresión es una cuestión de actitud o voluntad:

La depresión es el resultado de diversas interacciones complejas entre variables biológicas, sociales y psicológicas que incapacitan al paciente a llevar una vida normal, bloqueando sus capacidades y competencias para sobreponerse de manera voluntaria.

4. La depresión es para toda la vida:

La duración de un episodio depresivo puede variar en función de diversas variables, pudiendo durar meses e incluso años.

5. La depresión se puede fingir:

Los criterios diagnósticos que encajan con un diagnóstico de depresión es muy complejo de fingir, y no hay que olvidar el enorme sufrimiento que produce en la persona que la padece..

6. No requiere de tratamiento:

Para lograr una mejora en el paciente es necesario un adecuado diagnóstico y tratamiento para mejorar el pronóstico y evolución.

 

OPOSITOLANDIA

Arriba
7. Algunos datos de interés sobre la depresión
  • Algunos estudios indican que las mujeres sufren dos veces más o se diagnostican dos veces más casos de depresión que los hombres. Sabemos que existen diferencias genéticas y hormonales que pueden predisponerla.

  • Numerosos estudios afirman que existe un componente genético. Los antecedentes familiares incrementan la probabilidad en un 50% de padecerla.

  • Aunque puede afectar a niños y adultos por igual, la edad media a la que se desarrolla es a mediados de la veintena. Cuando se produce, pueden aparecer episodios repentinos y confusos que parecen insuperables, sobre todo si es la primera vez.

  • Según la OMS, se estima que la depresión afecta al 5% de los adultos en todo el mundo. Además, la pandemia de coronavirus ha provocado un aumento del número de personas que sufren depresión y ansiedad.

  • Más de 700.000 personas se suicidan cada año, según datos de la Organización Mundial de la Salud, y una gran cantidad de estos fallecimientos se deben a estados depresivos. Por ello mismo, en el mundo industrializado el suicidio es la cuarta principal causa de muerte de personas de entre 15 y 29 años, lo que lo convierte en un tema fundamental de salud pública junto con otros aspectos de la salud mental que en el pasado no eran preocupación principal de los sistemas sanitarios. Según la Organización Mundial de la Salud, se estima que la depresión afecta al 3,8% de la población mundial, lo que incluye a un 5% de los adultos y un 6% de los mayores de 60 años. Esto quiere decir que aproximadamente 280 millones de personas hoy en día viven en un estado depresivo. El problema es que más de tres cuartas partes de las personas que sufren de depresión no tienen acceso a tratamiento por vivir en países de ingresos bajos y medios, mientras que otros carecen de un tratamiento adecuado por falta de profesionales cualificados, diagnósticos incorrectos y el estigma social que sigue acompañando a las afecciones mentales.

  • Más de 8 de cada 10 personas con depresión se sienten mejor cuando reciben ayuda profesional.

 

Arriba

8. ¿Cómo prevenir la depresión?

Algunas recomendaciones que desde el Colegio Oficial de la Psicología de Madrid queremos compartir con la ciudadanía para la prevención de este trastorno son:

  • Mantener un estilo de vida saludable.

  • Procurar mantener el contacto social.

  • Practicar alguna actividad física de manera regular, preferiblemente al aire libre, y en contacto con otras personas.

  • Realizar actividades de ocio y disfrute.

  • Mantener una red de apoyo social sólida con quien poder expresar cómo se siente.

  • Pedir ayuda a familiares o seres queridos del entorno.

  • Procurar estar en entornos seguros, donde se sienta acogido, cuidado y entendido.

  • Priorizar sus tareas sin caer en niveles elevados de exigencia. Empiece por las más sencillas.

  • Procurar plantearse objetivos y metas realistas. Entender que una depresión puede requerir un periodo largo, desgastante y frustrante en muchas ocasiones.

  • No dudar en pedir ayuda a un profesional de la Psicología colegiado.

Arriba

9. Más Información...

Puedes ampliar información en los siguientes enlaces:

      

Volver al Índice de Dossiers Socio-Sanitarios

  

CONTENIDO RELACIONADO

  

TCAEs   Celadores   Enfermería   Cuidadores   TTS   Funerarios   OposSanidad   Opositolandia   Montalvos   InfoSACYL   Hospitalandia   ForoSanidad

 

Este sitio web emplea cookies de terceros como ayuda para prestar servicios y, al utilizarlo, estás aceptando su uso...  +INFO

Aviso Legal